Volando voy

Acabo de llegar de un fin de semana en Matalascañas, donde me he topado con todo el follón del Rocío. Un lugar y una fiesta muy interesante para realizar un buen reportaje, pero lo más cerca que he estado del polvo del camino ha sido en el atasco de vuelta para tirar para Sevilla. Queda pendiente para otro año. Han sido unos días de descanso de la cámara, de baños, paseos y juegos con la familia. Pero ayer al atardecer no me pude resistir a la maravillosa puesta de sol sobre el Atlántico onubense y saque el Iphone e hice algunas fotillos que por aquí os dejo.

Si podéis escucharlas con algo de música del gran Kiko Veneno, es mi banda sonora favorita cuando voy por estas maravillosas tierras, seguro que hasta os gustarán.






Atardecer en Matalascañas
        

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.