miércoles, 27 de noviembre de 2019

El tissue fotográfico

La fotografía estereoscopia o 3D es una técnica del siglo XIX. Esta utiliza una cámara de dos objetivos para realizar dos fotografías de forma simultánea, reproduciendo la distancia que hay entre los ojos humanos. Luego las dos fotografías se pegan en un cartón y gracias a un visor se observan en tres dimensiones. Esta técnica fotográfica, desarrollada por David Brewster, se convirtió en la televisión de la época para las clases acomodadas. 

Una variante de la estereoscopía es el tissue, un proceso pictórico basado en el dio rama de Daguerre y aprovecha las cualidades semitranslucidas del papel a la albúmina. A este se aplica una fina hoja de papel coloreado que coincide con la imagen, consiguiendo un efecto sorprendente. La fotografía se verá en color o en blanco y negro, de día o de noche, en función de la luz que reciba el tissue, directa o transmitida.