Retrorecuerdos

Hoy rebuscando en mi lista de webs pendientes de bichear me he reencontrado con un blog, La fotografía del XIX al XX, que muy es recomendable, sobre todo para todos los amantes de lo retro. En él podéis encontar un montón de temas, pero a mi me ha dejado pillado el apartado titulado retro. Aquí encontraréis páginas publicitarias originales de cámaras antiguas, ampliadoras, películas, proyectores de diapos y papeles fotográficos. Para mi un auténtico tesoro que me ha recordado mis viejas cámaras de película.

Desde mis comienzos, aparte de mi primera réflex que fue una Praktica TL1000, siempre fui un nikonmaniatico. Y eso que entonces me encontraba rodeado de amantes de las Canon. Mi primer cuerpo fue una modesta FG20, la primera Nikon realmente barata, bueno ahora que lo pienso no tanto 54.000 pesetas de 1986 eran una auténtica pasta. Unos años después pude adquirir mi primer camarón la FA. También conocida como la primera cámara inteligente. La revista Muy interesante le dedicó un amplio reportaje, ya que su sistema de medición incluía por primera vez un fotómetro zonal que aseguraba una medición infalible. En el año 1989 llegó mi gran amor la F4, la primera cámara autofocus del mercado aunque este era muy limitado, con diseño del italiano Giugiaro en una aleación de titanio. ¡Que maravilla!, estaba ergonómicamene diseñada para mis enormes zarpas y con ella comencé a sentirme fotógrafo. Por desgracia nunca fui coleccionista de cámaras y en el año 1996, cuando Canon le echó la pata a Nikon con la EOS 1 y por primera vez el diario me compró un equipo, vendí mi F4 a mi compañero Javier Barbancho. 

Desde entonces la he echado mucho de menos y abandoné mi interés por las cámaras y las marcas. Hoy no me preocupo lo más mínimo por lo que hay de nuevo en el mercado, habréis visto que nunca hablo de equipos, ya que trabajo con lo que me dan en el trabajo. Nos adaptamos a ese equipo hasta que ya no puede más y, con mucho trabajo, nos compran uno nuevo.

Sin embargo aún guardo en un cajón algunas de mis Nikon, con las que hasta hace un par de años seguía tirando mis rollos de TRI-X. Pero la pereza hace ya mucho que me venció cuando mi trastero laboratorio se llenó de cachibaches de mi hijo y casi ni puedo abrir la puerta. No creo que ahora los tiempos digitales sean peores, sólo diferentes y yo con tanta nostalgia me doy cuenta de que ya soy mucho menos joven. Así que aunque no os interesare mucho, aquí me he entretenido en recopilar mi historia fotógrafica a través de mis cámaras, 27 años de aventura visual.
PD.
Alguna como la Canon Kodad de fue de uso comunitario.


PraKtica TL 1000


Nikon FG20




Nikon FA


Nikon F4



Canon EOS 5

Canon EOS 1 KODAK Digital


Canon D20

Canob D1 Mark II



Canon D1 Mark III


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.