Una maravilla

Ayer me envió mi buen amigo Tony una maravillosa presentación en powerpoint del proyecto conocido como la colección del Planeta. Como soy un inútil no doy con la formula para colgarla en blog y os tendréis que conformar con estas fotos o entrando en su web. Esta colección es el sueño utópico del filántropo francés Albert Khan que en 1907 financió a un grupo de fotógrafos y camarógrafos para documentar el mundo y sus civilizaciones. Su idea era que los pueblos del planeta  se conocieran a través de las imágenes y viendo las distintas culturas se llegaría a una mayor comprensión entre los pueblos, alcanzando así la paz. Su proyecto se vino abajo cuando su banco quebró tras la crisis económica de 1929 pero hasta entonces sus fotógrafos captaron más de 4000 fotografías estereoscópicas(fotografía tridimensional) y 73.000 autocromos.

Las tridimensionales no las he podido encontrar pero los autocromos son una auténtica maravilla. Por si no sabéis lo que son es el primer proceso fotográfico industrial de película(placas de cristal) en color. Inventado por los franceses hermanos Lumiere en 1907, esta emulsión se basaba en el procedimiento de reticulación, el cual obtenía en una sola capa sensible una selección de los colores primarios. El sistema del autocromo usaba un mosaico finísimo de granos de almidón de patata teñidos de naranja, verde y violeta, sobre el que se aplicaba un barniz y posteriormente una capa de emulsión al gelatino bromuro, que tras ser expuesta y revelada se protegía con un cristal. Por lo que todas estas placas eran positivas(diapositivas).











Por presumir de mi tierra me gustaría contaros que en 1908, sólo un año después de su invención, Córdoba contaba con dos excepcionales fotógrafos, Agustín Fragero y José Montilla,  que trabajaban con esta película y con la que obtuvieron importantes premios fotográficos internacionales con imágenes al autocromo.

En estas reproducciones son una maravilla de colorido, con unas tonalidades suaves y dulces. No obstante, si alguna vez tenéis la suerte de encontraros con uno comprobaréis como una reproducción no es ni una sombra del color que poseen al lado de un original de estas placas.




Dos autocromos del cordobés Agustín Fragero, arriba Sevilla y abajo este curioso retrato.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.