A ver si para el 2012


Hace unos días estuve visitando las obras de la futura sede de la Fundación Botí para un artículo que no sé si veríais en mi Diario. La verdad es que me sorprendió doblemente: por un lado esperaba un espacio más grande y por otro la sosa fachada esconde un espacio interior con muy buena pinta Aunque se me antoja reducido por sus techos bajos para las grandes obras que estilan los artistas contemporáneos. Sin embargo, sería ideal para muestras de fotografía de formato medio. La parte negativa es que le queda un año para acabar la obra de musealización y luego habrá que dotarlo de contenidos y personal. Así que si todo va bien no abrirá su puertas hasta finales del 2012. Ya sabéis en nuestra ciudad todo despacio. No obstante, estos tienen excusa por los restos arqueológicos que se encontraron. Ahí os dejo dos fotos del interior, una no es muy descriptiva pero me mola.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.