Sin y con

El photoshop es la leche, ya lo sabéis todos, pero hay un pego que no deja de sorprenderme y son los niveles automáticos. Cuando le da la gana te hace unas guarradas impresionantes, pero a mi siempre me gusta probarlos porque a veces te pare una gama de colores alucinante. Y esto es lo que me paso con esta foto. La primera es como la hice solo ajustando un poco las luces y las sombras y la segunda a su bola y la verdad es que me gusta más la automática.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.