Un error gordo

El otro día cometí un error gordo en el blog, había visto la noticia del Museo para la fotografía y la guarde como un borrador en el blog y cuando tuve un rato redacté mi opinión. Una vez publicado en lugar de suprimir el borrador me cargue mi texto y he tenido estos días colgada la opinión del crítico del país. Así que os pido disculpas y si os interesa os dejos el texto correcto.
¿Un Museo Nacional para la Fotografía?
Hace unos días la ministra de cultura Angeles González Sinde durante una visita a Soria anunció que se iba a crear en esta ciudad castellana el Centro Nacional la Fotografía y el Paisaje. Un nuevo museo que se convertirá en subsede del Museo del Prado y del Reina Sofía y que contendría las colecciones fotográficas de ambos centros.

Si yo fuera soriano estaría encantado, pero como no lo soy y además soy muy egoísta sólo puedo pensar en quien demonios va ir o pasar por Soria para ver el mencionado museo. Creo que es una forma de crear un gueto para la fotografía y no sólo por aislarla geográficamente, sino por aislarla físicamente en un centro monográfico.
Quizás aún soy un ingenuo y esperaba que la enorme pasta que se gastó en el año 91 el Reina Sofía de Madrid en el proyecto 4 Direcciones para adquirir una fantástica colección de fotografía de los mejores autores españoles actuales algún día se incluiría en la colección permanente del museo madrileño. Pero parece que no, que nuestra ministra y sus asesores no creen que una fotografía de Joan Foncuberta pueda estar al lado de un cuadro del Equipo Crónica o una foto de Ortiz Echagüe al lado de un lienzo de Sorolla o de Solana. Esta práctica de musealización que hace años se puede disfrutar en los mejores museos del mundo. Como los franceses D´orse que junto a las salas de los impresionistas tiene varias salas dedicadas a la fotografía francesa del XIX o el centro Pompidu que junto a una pintura de Picasso cuelga un cuadro con una foto de Brassai o junto a un Braque hay un Doisneau.
Pero bueno eso sería pedir que nuestros políticos estuvieran formados o simplemente conocieran algún museo. En fin sólo me queda el consuelo de que esta maldita crisis dejará sin fondos el proyecto y se demorará en el tiempo como nos ha pasado en Córdoba con las nuevas sedes, proyectadas hace décadas, de la Biblioteca Provincial o del Museo de Bellas Artes. Y para cuando haya dinero quizás un nuevo ministro o ministra recapacite y podamos ver a la fotografía tratada de igual a igual con las otras disciplinas plásticas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.