Somos unos catetos

Invitación de la última exposición del CAF de Nadav Kander

Más o menos es lo que hoy viene a decir el director del Centro Andaluz de la Fotografía, Pablo Juliá, en una entrevista que le ha realizado mi diario. Vale que es cierto que en la Bienal siempre han participado muchos fotógrafos cordobeses, quizás por eso diga que somos unos pecadores onanistas. Pero que nos venga a presumir ahora que esta es la edición más internacional de la Bienal porque él nos ha traído a un fotógrafo chino y otro de Almería es no tener memoria. Porque querido Pablo, en la Bienal del año 1991, por poner un ejemplo, cuando ni existía el CAF, en Córdoba tuvimos las fotografías de Albeto Díaz Korda, Man Ray, Richard Avedon, Julia Margaret Cameron, Nadar, Toto Frima o un colectivo de autores griegos, por no mencionar a lo más granado del panorama nacional con Gabriel Cualladó, Vallhonrat, Isabel Muñoz, Manuel Esclusa o Toni Catany. Y todo ello sin disponer de los inmensos recursos que tuvo en esos años el proyecto Imagina de Almería.

Pero lo que más me duele, y no porque hable mal de los fotógrafos de Córdoba, sino porque presumo que es la filosofía del CAF para toda Andalucía, y así lo está demostrando hasta ahora con su programación, es que para ti hacer exposiciones o libros de autores andaluces es un localismo bárbaro. Entonces si el CAf no lo hace, ¿Quien va a descubrir el inmenso talento que hay en nuestra tierra? Porque seguro que el MNAC o La Caixa no van a hacer muestras de Atín Aya, Manuel Barranco, José Julián Ochoa o tantos otros magníficos fotógrafos andaluces. Ellos apoyan a los suyos, a los buenos claro, y luego se traen lo mejor del Mundo. Pero nosotros sólo tenemos el CAF, en el que sus directores parecen que tenga miedo de que otros fotógrafos andaluces les hagan sombra y nos tenemos que conformar, con suerte, con ver sus exposiciones de madrileños, gallegas o chinos cada dos años. 

Así somos en Andalucía y para eso sirven nuestros impuestos.  

Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y lo hemos comentado en alguna ocasión.Con lo que han tardado en encontrar un edificio en el que recale la sede del CAF y cuando ya la "tenemos" parece que si las exposiciones no tienen un origen extranjero no son importantes. Eso si es ser catetooooo.
    Rafa Carmona.

    ResponderEliminar
  2. Un humilde aficionado21 de febrero de 2011, 19:12

    Estoy de acuerdo con los dos, es una pena el potencial fotografico que el CAF esta despediciando no solo en Córdoba sino en toda Andalucia, Porque que poquito se nota su mano en todo lo que toca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.