Arco 2011

Un retrato de un clásico de Arco, Alberto García Alix
Hace muchos años que no me puedo escapar para ir un finde a Arco. Y la verdad que lo hecho de menos, porque aunque siempre hay mucha paja, y no sólo de la del trigo, también hay propuestas novedosas y grandes autores de todos lo tiempos.

Este año leo en las crónicas de la prensa nacional como la fotografía ha reducido su presencia, muy especialmente la contemporánea. Los periódicos resaltan como el mercado le ha dado un tanto la espalda a esta disciplina en favor de la obra de grandes clásicos de la fotografía fotográfica, termino acuñado por Joan Fontcuberta para discernir la contemporánea de la fotografía clásica, que este año es mayoritaria en la feria madrileña.

Algo lejanas me parecen aquellas ediciones de finales de los años 90, cuando la feria abrió sus puertas a la fotografía, principalmente de autores contemporáneos. Estos impusieron sus gigantescas, insípidas y frías imágenes conceptuales, pero colocaron a la fotografía dentro del mercado del arte. A partir de entonces la fotografía contemporánea ha contado con el apoyo incondicional del mercado del arte y de casi todas las instituciones culturales del país, obligándonos ha comulgar con ella nos guste o no. Ahora parece que el mercado comienza a replantearse ese apoyo, el tiempo dirá si esta corriente, que contó con un apoyo pocas veces visto, pasa a la historia del arte o simplemente se desvanece en nuestra memoria como una mal sueño

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Blanco/negro/pedigri/elpepucul/20110219elpepucul_1/Tes

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.