La vida en un campamento

El éxodo

Llevo dos días haciendo fotos del desalojo de campamentos de gitanos rumanos y es de esas veces en las que soy consciente de que mis fotos jamas podrán mostrar un pequeña parte de esta realidad. Es tal la tristeza, la pena y la desolación que produce ver como viven estas personas, que ninguna foto puede enseñar el conjunto del problema. Es una muestra hiperbólica y esperpéntica de nuestra sociedad de consumo. Quizás, algún día, si les facilitamos educación y ellos se implican, estas personas abandonen una forma de vida que llevan prácticando durante generaciones y que hoy no comprendo.

La foto de abajo es una paranoia que me ha dado al recordar al protagonista del libro de Pérez Reverte El pintor de batallas. Faulques en determinado momento de su carrera al fotografiar ya solo ve lineas, formas geométricas y puntos de fuga. Yo, ante mi impotencia he acabado abstrayendome y fotografiando lo que quedaba de los cables de cobre robados.

Cobre

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.