Ángeles perdidos

El retrato siempre me ha parecido una de las disciplinas fotográficas más exigentes para un fotógrafo. Requiere un doble ejercicio psicológico, por un lado intentar conocer o al menos vislumbrar algo del  personaje que vas a abordar para que tu imagen pueda contar algo de esa persona. Y por toro lado, quizás lo más difícil para muchos fotógrafos, enfrentarte a la persona y llevártela a tu territorio físico y visual y lograr que te pose.

Para Lee Jeffries, sin duda, esto no debe de ser un problema a la vista de sus espléndidos retratos de personas sin techo. El los llama Los ángeles perdidos y si nos olvidamos un poco del exceso, al menos para mí gusto, del trabajo de postproducción, sus fotografías son auténticos retratos del alma, donde los rostros, son los protagonistas de sus imágenes que nos narran a la perfección las duras historias vitales de estas personas. Una recomendación llena de belleza y poesía que no os podéis perder.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.