Tiempos modernos

No lo puedo evitar. Pensar en fotografía de reportaje y documentalismo es asociarlo a los grandes clásicos del blanco y negro. Son muchos años admirando e idolantrando a esos genios de la ahora llamada street photographic y además comparándolos con tanta hierática fotografía contemporánea. Pero realmente la fotografía debe evolucianar con su tiempo y no puede ni debe estancarse en el pasado.

Todo este discursito viene a cuento por un fotógrafo, Martin Kollar, que conocí la semana pasada en el blog de Carlos Spottorno y que creo puede representar una nueva vía del documentalismo fotográfico de nuestros días. Kollar es un fotógrafo de prensa que suele cubrir la información en el Parlamento Europeo, pero que realiza un reportaje, al menos eso me parece a mi, totalmente del siglo XXI. Su obra es un retrato de este mundo globalizado en el que vivimos, inmortalizando esos instantes cotidianos de esta sociedad del tercer milenio que tanto se parece al teatro del absurdo. Martin nos muestra un documentalismo lleno de personajes que bien podrían estar sacados de una obra de Beckett o Ionescu. A algunos os podrá recordar el trabajo del últimamente tan reverenciado Martin Parr, pero a mi Kollar me parece más real. Además, sus fotografías no son tan forzadas ni tan interconstruidas como las de Parr que abunda en un mundo más grotesco y con obsesivos tintes frikies. 

No digo que sea el Cartier Bresson de nuestros días, pero repito que es un camino nuevo que me gusta y que me cuenta cosas nuevas.

Bueno ya me contaréis que os parece. 








Tres instantáneas de Martin Kollar de su trabajo Nothing special

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.