Tomasevic versus Capa

La otra noche mientras esperaba el comienzo del concierto de Andrés Calamaro me puse a enseñarle a los compañeros el blog de Goran Tomasevic con el que alucinamos todos. Más tarde ya en casa, repasándolo de nuevo reaccioné al volver a ver la foto del miliciano libio que adjunto y me di cuenta de lo que se parecía la postura del soldado rebelde a la del miliciano español de la famosa toma de Robert Capa. No sé, creo que no exagero al afirmar que hay un parecido razonable entre ambas fotografías. Un paralelismo sin duda casual, pero que me recuerda las tesis de algunos expertos que afirman como la forma de caer del miliciano de Capa es imposible. Quizás sólo sea la opinión de un simple fotógrafo, ¿pero realmente se puede predecir con tanta precisión como cae un hombre cuando esta en medio de un fregao como estos? Más allá de teorías y opiniones, sin duda estamos ante dos enormes fotógrafos que seguirán siendo comparados por sus excepcionales trabajos. 


Miliciano libio 2011 por Goran Tomasevic


Miliciano republicano 1936 por Robert Capa

Comentarios

  1. Y (en caso de que sea genuina) eso que Capa utilizaba una Contax todo manual. Tomasevic, un grande, pero me gustaría a mí verlo saltar en paracaídas sobre Sicilia con dos Rolleiflex y una Contax. Y aún así hacer obras maestras.

    ResponderEliminar
  2. Batalla de Verdún, 1916

    http://www.fotomundo.com/images/stories/muerte_soldado_02-20101217191524.jpg

    No entiendo el porque del versus entre estos dos grandes fotógrafos. Tomasevic en Libia se ha salido de la tabla, pero también en Chechenia, Afghanistán, Bosnia... Capa en Córdoba Leica y Rollei, que intercambiaba con Taro. En Sicilia no hay datos de salto en paracaidas como si sobre el Ruhr después de Normandía donde si llevaba Contax. Algún dato, Eduardo, para considerar no genuina, o solo una adscripción a la suculenta sospecha opinando que... ?

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Potentes fotos Eduardo, se me había olvidado comentar por escribir el comentario a toda marcha. Y que además me ha hecho meter la pata: En Córdoba, Capa Leica, y Gerda con la Rollei; lo que intercambiaban eran fluidos y bocadillos y la experiencia vital que se les va transformando de la alegre revolución en Barcelona a la dura guerra civil que en tierra andaluza adquiere ya toda su virulencia asesina.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  4. Igual meto la pata, Javier, pero si no mal recuerdo, él lo narra en su autobiografía, Ligeramente desenfocado. No puedo comprobarlo porque el libro está a 7000 kilómetros de aquí, pero así lo recuerdo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.