Que malo es perder influencias


Ya llevamos una semana de Bienal y he podido ver casi todas las exposiciones. Como me esperaba hay de todo, muestras de mucha calidad y otras muy flojitas. En definitiva aciertos y errores que ayer analizaba en una crónica que publiqué en el Diario y con la que pretendía, sobre todo, hacer un poco de historia en este 25 aniversario de la Bienal del que nadie se ha acordado.

Luego un amigo me comentó la polémica que se había montado sobre la Bienal en el blog de los "artistas contemporáneos" cordobeses, donde los "modelnos" de la ciudad no dejaban títere con cabeza entre los organizadores y los políticos del Ayuntamiento.
Los que me seguís sabéis que he dado caña con el tema de la Bienal y aunque no creo estar en posesión de la verdad, si puedo atribuirme el conocimiento de haber participado en la Bienal, desde distintos papeles, durante estos 25 años. Cierto que soy socio de Afoco y además fotógrafo con todas las letras, lo cual marca mi opiniones. No obstante, creo que siempre he sido capaz de reconocer errores y aciertos de cualquiera, sin hacer leña de todo y a todos. Y no por mi magnanimidad, sino porque como en cualquier aspecto de la vida, creo que en la Bienal hay aspectos positivos y negativos.
Sin embargo, los amigos contemporáneos les ciega este año la perdida de influencia en el área de Cultura del Ayuntamiento, que consiguieron hace dos años. Además, si a ellos nunca les interesó la Bienal porque no era digna de sus altas cotas artísticas. Por lo menos hasta que a sus amigos les dieron el mayor presupuesto de la historia del festival para organizar la última edición. Entonces todo era perfecto, no había un catálogo que llegó acabada la Bienal y mal impreso, ni exposiciones incongruentes con su concepto temático, ni otros errores que serían anodinos enumerar.
Pero así es el espíritu humano, todos queremos el poder y cuando lo perdemos hay que patalear, criticar y destrozarlo todo.
La imagen que acompaña la entrada es de mi crítica del diario, si os apetece clikeando en la imagen se pone en tamaño para poder leerla.

Comentarios

  1. Hola AJ,soy Rafa Carmona, me gustaria ver lo que dices del blog de los "artistas" de Córdoba, si me mandas el enlace o como acceder a él te lo agradecería.

    ResponderEliminar
  2. AJ, al igual que Rafa, me gustaría leer esos comentarios. Si pudieses poner el enlace en tu entrada, podríamos formarnos una opinión más completa.

    Por otra parte, y a la espera de poder ver la mayoría de las exposiciones, lo que si puedo es aportar un punto negativo, muy negativo, por parte del ayuntamiento. Este año han perdido espacios expositivos como el de Tulaprint (que no por pequeño, dejaba de ser muy interesante) por no saber cuidarlos y apostar por ellos.

    Desde luego, si hay algo con lo que estoy totalmente de acuerdo sobre tu artículo, es que la bienal, por parte de nuestros encargados de cultura, es un acontecimiento de segunda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno no quería darles publicidad, pero es el blog ars operandi. Tenéis que bajar un poco, porque es una entrada de hace unas semanas y en los comentarios lo encontraréis.
    En cuanto a lo que comentas Jose, todos podemos ver defectos y cosas a mejorar, pero algunos directamente derribarían todo lo que huela a fotografía fotográfica, como la describe Joan Fontcuberta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.