Menos es más

Manolito de la María, cantaor. Foto de George Krause.

Para los que estéis aguantando este abrasador mes de agosto en Córdoba aún siguen en cartelera dos interesantes exposiciones de fotografía. Por un lado continúa abierta la muestra La Ciudad Observada de Manuel Muñoz y Rodolfo Martínez en la Diputación y por otro Flamenco Proyet en la sala Vimcorsa ambas hasta final de mes.

Esta última recoge el trabajo de varios fotógrafos americanos que en los años 60, 70 y 80 visitaron España para investigar sobre el flamenco, parece que incluso uno aprendió a tocar la guitarra. De su trabajo sorprende como su mirada afronta el tema sin prejuicios, ni tópicos gracias a ser aceptados en el entorno flamenco familiar, circunstancia que da a sus fotografías una gran naturalidad.
Yo destacaría un conjunto de retratos con fondo blanco a lo Richard Avedon en los que el fotógrafo sostiene un fabuloso duelo de miradas con los modelos. El resto del trabajo, aunque muy correcto, me parece más anodino y peca, no sé si los pecadores son los autores o el comisario, del gran error del fotógrafo actual, el cual yo padezco, de no saber editar bien su obra y mostrar demasiadas fotos similares o que no aportan nada al discurso expositivo.
Deberíamos aprender de ese principio zen que dice que menos es más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

En busca de la foto más antigua de Córdoba.