A ver quien hila más fino

Namuth y Reisner. Detalle de una foto de civiles en El Vacar huyendo de Cerro Muriano. A la derecha creen ver a Capa y Taro.
Estoy empezando a estar cansado del folletín de Capa y Taro sobre la foto del miliciano. Porque están muertos, sino ya los estaría viendo en un programa del estomago tipo La Noria sobre el tema. Aunque como están las teles, todo se andará. Resulta que el arqueólogo Fernando Penco a descubierto que la famosa foto de Namuth y Reisner de El Vacar, por cierto que hace ya más de 10 años que la publicó Publio López Mondejar en su antología de la historia de la fotografía española, se ven dos personas de espaldas que podrían ser los fotógrafos.
Pues vale y que, podrían ser y podrían no ser. Pero aporta algo eso, porque Hans Namuth ya confirmó haber estado con Capa y Taro en Cerro Muriano hace muchos años. En fin, que será lo próximo, parece que con este tema quieren hacer carrera o es que de verdad tiene tanto interés. No sé, a mi ya me está cansando.

Comentarios

  1. Si te cansa, porqué te dedicas a escribir sobre ello, parece que la fijación o trauma lo tienes tú. Deja que la gente publique lo que le parezca interesante y dedicate a lo tuyo.
    He dicho.

    ResponderEliminar
  2. Estimado señor anónimo:
    No te preocupes que no volveré a hacerlo. No obstante, a tí si parece molestarte que otros opinen sobre lo que se escribe en la red. Sin embargo a mi no me molesta que otros lo hagan sobre lo que yo escribo, ya que aquí sólo lanzo una modesta opinión. No pretendo adoctrinar y si no te gusta lo que lees ya sabes, ni lo mires.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A.J. tienes mucha razón, aunque yo creo que quieren que creamos que han visto para que la maquinaria les siga funcionando. Hay becas y prebendas institucionales que se deben engrasar para que no chirríen y casquen los engranajes. Vale todo, como en este caso retorcer la realidad amparándose en que no puede controvertirse lo dicho por el que ha dicho: estos que se ven de espaldas son ellos. Punto y lo registro que así me ampara el sello, que vaya usted a saber como se sabe de otras estampaciones registrales. Todo lo que sea menos la búsqueda honesta de la verdad, que aunque duela siempre debe estar en el punto de fuga de lo que deben ser investigación y no apuesta torticera y torcedora de los hechos para ajustarlos a las intenciones depredadoras.

    Pués bien, yo digo que no son ellos sin necesidad de registrar nada en sitio alguno. Dicho queda.

    Salud y saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.