12 horas de guardia

Los compañeros de prensa de Córdoba llevamos una semana de trabajo infernal. El triste caso de la desaparición de los niños Ruth y José nos ha alterado el ritmo de trabajo y no ha llevado a jornadas de hasta 15 horas. Con guardias agotadoras en las que pasas de los quince grados matutinos a los 35 de las tres de la tarde y que te minan física y sicológicamente. Hoy en mi tercer día de plantón he intentado evadirme para hacer menos largas las horas, por lo que me he dedicado a hacer fotillos con el móvil que por aquí os dejo y con el deseo de que los pequeños vuelvan ¡ya! con sus padres.






















 



 






Comentarios

Entradas populares de este blog

Ladis, centenario de un fotoperiodista

José Widen, pionero de la fotografía cordobesa.